Las nuevas generaciones…

Si ha recibido herencias (hijos, hijas o ambos)  y tiene el privilegio que le llamen papá o mamá, tómese unos minutos para escuchar a Kenji Yokoi, un Colombiano-Japonés con interesantes reflexiones. En nuestro rol como padres nos lleva a meditar en y desde nuestra labor y la gran influencia que tenemos en la vida de nuestros hijos e hijas. Nos motiva a aprovechar este hermoso rol que se nos ha sido confiado. Vea como en el siguiente video nos plantea la primera parte

 Muy reveladora, ¿verdad?, interesante, escuchar cuáles son los conocimientos que van adquiriendo durante la etapa de crecimiento nuestros hijos e hijas. Al escuchar sobre la realidad de las cosas que afectan a las generaciones de hoy en día y, la gran responsabilidad que tenemos como padres de encauzar en todo momento, tiempo y etapa en la vida de nuestros hijos, aunque parezca que no quieren escucharnos o no somos importantes para ellos, si marcamos sus vidas, somos su primera y más grande INFLUENCIA. ¿Lo sabía? Al tenerlo presente, ¿Su actuar será el mismo? Le invito a ver la segunda parte

Es interesante notar que los esquemas de infancia que formaron parte de nuestra crianza, son  los comportamientos que nos marcan la vida hoy en día. Lo interesante de la reflexión es que no debemos morir con ellos o así como somos, ya que estos esquemas de crianza o formación se pueden cambiar, necesitamos estar dispuestos a escribir una historia distinta en la vida de nuestros hijos. El cambio puede darse con algo tan simple como lo es, a través de las palabras ya que estas tienen un poder increíble para cambiar el esquema. Necesitamos estar conscientes para ROMPER con los esquemas de crianza que no nos ayudan a ser mejores seres humanos y por ende líderes de influencia en la vida de nuestros hijos.

Cada uno debemos analizarnos introspectivamente para poder identificar, combatir y sanar los esquemas y así poder cambiar la historia de nuestras generaciones, empezando por nuestros hijos. Es importante poner atención, en que se debe rescatar siempre, la DIGNIDAD de la persona.

La riqueza de la reflexión radica en: Poder identificar ¿Cuáles son los esquemas de infancia o comportamiento que hoy en día influencian su actuar? combatir ¿Qué hará para erradicarlos? y sanar para así, influenciar de una mejor forma a sus generaciones.

Meditemos:

¿Quién soy?  -No su nombre, no su nacionalidad, no su profesión, no una nota de calificación, no un título-   “Yo soy, quién soy por dentro.” Mi valía no es externa a mí.

“Una palabra, puede rescatar a una persona, una vida, un niño o niña, un hogar.”

Kenji Yokoi

Acá puedes dejar tu comentario...

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s