Reflexión Docente…

Esta es una linda reflexión, que nos reta día a día a ser maestros fascinantes:

Los buenos maestros tienen buena cultura académica y son elocuentes, mientras que los maestros fascinantes tratan de entender el funcionamiento de las mentes de sus alumnos para poder educarlos mejor.

Los buenos maestros tienen una metodología y son didácticos, mientras que los maestros fascinantes tienen la sensibilidad para hablar a los corazones de sus alumnos.

Los buenos maestros educan la inteligencia lógica, mientras que los maestros fascinantes educan la emoción, enseñan a sus alumnos a explorar su propio ser.

Los buenos maestros usan la memoria como depósito de información, mientras que los maestros fascinantes la usan para estimular la creatividad.

Los buenos maestros son temporales, mientras que los maestros fascinantes son inolvidables.

Los buenos maestros corrigen el comportamiento, mientras que los maestros fascinantes resuelven los conflictos en el salón de clases con inteligencia.

Los buenos maestros educan para una profesión, mientras que los maestros fascinantes educan para la vida.

Autor: Dr. Augusto Cury

A mis colegas que día a día ejercen la docencia en los diferentes niveles educativos o están involucrados de alguna manera en áreas de formación les deseo un:

¡¡FELIZ día del MAESTR@!!

Esta es una hermosa reflexión la que hace varios años, me compartieron y que cada vez que la leo me motiva a seguir ejerciendo esta maravillosa labor de la docencia, buscando cada día llevar a la práctica la característica de ser un maestro fascinante, para aprovechar de la mejor forma posible: el contacto, el cruce de caminos, la aparición en la historia, los procesos y tiempos con mis estudiantes.

La comparto con todo cariño a los colegas, los docentes, los maestros, los profesores, los profes, las seños, las Misses, los teachers, los tutores, los mediadores, etc… pero también muy especialmente a aquellos que Dios me ha permitido conocer en el camino de la enseñanza y el aprendizaje como mis alumnos o estudiantes, GRACIAS porque han dejado un huella en mi carrera profesional que me ha ayudado a elevar el nivel profesional y a deleitarme en este maravilloso propósito que se me ha encomendado.

Le invito a reflexionar acerca de los tesoros que ha agregado a su cofre de tesoros, a raíz de la oportunidad de desempeñarse en esta loable profesión. He sabido de algunos que llegan a experimentar la docencia por necesidad, por vueltas que da la vida, por cubrir una clase a alguien y luego de esta primer contacto, no logran desligarse, quedan inmersos en el mundo de la enseñanza, para compartir sus conocimientos y saberes  obteniendo la satisfacción de multiplicarse así, en otros.

Sigamos marcando la diferencia y dejando una huella positiva desde la docencia…

“El buen educador explica.
El educador superior demuestra.
El gran educador inspira.”
William Arthur Ward 

Maestro-profesión

Acá puedes dejar tu comentario...

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s